A menudo, la nicotina del tabaco, así como el esmalte de uñas pueden dejar marcas amarillas y manchas en las uñas, que pueden hacer que las uñas se vean muy poco atractivas.

 

Sin embargo hay esperanza, ya que en este artículo les voy a demostrar cómo blanquear las uñas en casa con ingredientes cotidianos que se puedes encontrar en los armarios de tu cocina.

1. Tratamiento con Limones!

Los limones son no sólo son buenos para blanquear el pelo rubio, son también grandes para la iluminación y para blanquear las uñas amarillas. El jugo de limón es en realidad un astringente natural que facilita y aumenta la eliminación de manchas de las manos.

Para usarlos, simplemente corta una rodaja de limón y exprime su jugo en una pequeña cantidad de agua tibia en un bol. Coloca tus uñas manchadas en remojo en el jugo de limón y el agua durante unos minutos.

Este es un tratamiento de blanqueamiento de uñas natural y se puede repetir tantas veces como sea necesario.

Lávate siempre las manos después de usar este tratamiento.

Por último, pero no menos importante, aplicar una loción o crema hidratante.

2. Utilizar una crema dental blanqueadora

También puedes blanquear las uñas amarillentas utilizando una pasta dental blanqueadora.

Lograras deshacerse de las manchas de color amarillo, así como aclarar el aspecto de tus uñas.

3. Usar pastillas para blanquear dentaduras postizas.

También puedes utilizar las pastillas de prótesis para el blanqueamiento y abrillantado de uñas muy manchadas.

Compra algunas pastillas de prótesis y luego siga las instrucciones:

disolver las pastillas de la dentadura en agua. Una vez hecho esto, remoja las uñas en la solución durante unos minutos. Puedes repetir este tratamiento para blanquear tus uñas hasta que consiguas blanquearlas y se vuelvan más brillantes.

 

4. La combinación de agua oxigenada y bicarbonato de sosa

También es posible tratar las uñas amarillas para blanquearlas mezclando una cucharada de agua oxigenada con 2 cucharadas y media de bicarbonato de sodio añadir poco a poco hasta que se forme una pasta.

A continuación, utilizar con un algodón, frotar suavemente con una pequeña cantidad de pasta tanto en las puntas de las uñas, como en la parte superior de cada uña también.

La pasta se debe dejar durante unos tres minutos. Luego, basta con enjuagar con agua tibia.

5. Hacer tu propio Blanqueador utilizando jugo de limón y levadura en polvo

Por último, nuestro último consejo de blanqueamiento.

Haz tu propia pasta de blanqueamiento de uñas utilizando una cucharada de jugo de limón y una cucharada de levadura en polvo. Después de mezclar, simplemente coloca una pequeña punta de esta pasta hecha en casa en el centro de cada uña.

A continuación, debes pulir ligeramente las uñas. Sin embargo, ten cuidado de no excederte en este proceso.

Finalmente, lavar las manos y secarlas con cuidado.

A continuación, puedes masajear con una buen crema de manos nutritiva en las uñas, y luego cuando estén completamente secas.